Candidatos

Hoy presenciando un panel de hombres y mujeres latinas que aspiran servirle a los residentes de la Florida Central, en capacidad de comisionados, aguaciles, senadores y representantes estatales, y congresista. La Pastoral tuvo la oportunidad de preguntarles acerca de sus convicciones y cómo piensan gobernar, si electos. Fueron confrontados a contestar si su manera de legislar o hacer cumplir leyes, serían motivadas por una plataforma política y partidista, o por los principios y valores del Reino. Todos, con la excepción de la Licenciada Fátima, abogada y candidata demócrata para el congreso federal, expresaron su oposición a la más reciente orden ejecutiva del Presidente Obama, de imponer a las escuelas públicas que los transgénero se les permita usar cualquier baño de acuerdo cómo se sientan; Su definición del matrimonio como uno entre un hombre y una mujer; Y se opusieron al aborto. La licenciada Fátima Rita Fahmy, también afirmó su apoyo legislativo de que fondos federales (nuestros impuestos) vayan a la organización “Planned Parenthood” quien opera clínicas de aborto/infanticidios a través de toda la nación. Todos los candidatos, si acordaron que necesitamos una reforma comprensiva de inmigración. “La ley y el sistema está lleno de tantos parches que la hacen la segunda agencia con las leyes más ineficiente, después del IRS”, dijo uno de los candidatos. Todos apoyaron la idea de legislar para proyectos de bienestar público que traten con la inclemencia de pobreza en nuestras comunidades latinas, específicamente en el condado de Osceola.

Creo que es un lindo génesis el que se hayan reunidos tantos candidatos para contestar las preguntas de la pastoral y audiencia. Es la primera de muchas más antes de las primarias de agosto y las elecciones de noviembre.

Lamentablemente, brillaron por su ausencia los Líderes electos de la Florida Central (Darren Soto), y la candidata Demmings quien canceló y no se dio razón, a los asistentes, el porqué. Pero más aún lamentable fue la pobre asistencia de Pastores, líderes conciliares, líderes de redes apostólicas, directores o representantes de emisoras cristianas y líderes de otras organizaciones religiosas y sin fines lucrativos.

Me sorprende como asisten tantos ministros a un concierto de música sacra (como el concierto de René Gonzales durante un partido de baloncesto de los Magics y Bulls semanas atrás) o a un congreso de algún evangelista o apóstol internacional de renombre, PERO a los asuntos tan importantes como este, organizado por el Pastor César Sánchez de la Iglesia Nuevos Tiempos, a penas aparecieron 10-12 ministros. ¿Saben cuántos pastores o ministros habemos en la Florida Central? Lo suficiente para llenar todo el Auditorio de la Universidad de la Florida Central. Pero ¿dónde están? Están ausentes. Algunos posiblemente trabajando secularmente, pero no todos. ¿En sus oficinas? ¿Tal vez como la reina Vashti, en reuniones privadas, mientras el rey Asuero convoca a los reyes del imperio? Recuerden lo que pasó; Vashti jamás intimó con el rey. El rey se buscó a una Ester; Una nueva reina. Ni fueron responsables en enviar un solo representante a este evento. ¿Acaso no tienen pastores asociados, ancianos, diáconos, secretarías, feligreses?

Bueno, yendo hacia adelante, y como los dones que somos y que presidimos congregaciones cristianas en esta región de la península, es crucial que dejemos las diferencias dogmáticas, o de personalidades, las agendas personales y seamos solícitos en guardar (proteger) la unidad del Espíritu. No podemos dejarle los retos que enfrentamos nosotros, en estos tiempos, a las generaciones futuras. Estos retos son los nuestros, no los de ellos. El esquivarnos de ellos solo lo hará más difícil.

Salgamos de las 4 paredes, y tratemos los asuntos importantes de nuestra comunidad, región, estado y nación. Dejemos de estar poniendo una demanda a los santos de sostener grandes edificios de piedra, catedrales evangélicas, reinitos privados, y enfoquemos nuestros recursos humanos y económicos en las piedras vivas. Jesus lo enseñó así.

Ministros, que en la próxima reunión de esta índole o cualquiera otra que trate con los asuntos de justicia social, seamos un frente unido, una sola voz profética en la ciudad, los reyes y reinas para Dios que hacen la labor del reino. Lindo y bendecido día. Obispo Frank Picón

About the Author: cceporlando